¿Cómo mejorar la eficiencia energética de una vivienda?

¿Cómo mejorar la eficiencia energética de una vivienda?

En un mundo cada vez más superpoblado, la eficiencia energética se ha convertido en un objetivo a cumplir por toda la población. El presente, dibuja un modelo de sociedad más concienciado con el medio ambiente y que busca sistemas energéticos que reduzcan los niveles de contaminación, al tiempo que, en muchas ocasiones, establece un ahorro económico en las facturas de cada mes para sus usuarios.

Los estudios de eficiencia muestran cómo es posible reducir el consumo y, de este modo,  tener una vivienda eficiente. En este sentido, la revolución tecnológica tiene un importante papel, desarrollando aplicaciones que permiten controlar y automatizar nuestros electrodomésticos, con el objetivo de controlar su consumo y acomodar la casa a las necesidades de sus usuarios.

La domótica nace con el propósito de convertir el entorno en una especie de “hogar inteligente”, con el que mandar órdenes a electrodomésticos eficientes por control remoto, normalmente desde un smartphone con conexión a Internet

De esta forma, se puede programar una lavadora para que a una determinada hora empiece a funcionar. Este sistema, es ideal para que los aparatos inteligentes puedan adaptarse a una franja de discriminación horaria determinada sin la necesidad de permanecer en el hogar o estar pendientes de los tiempos. 

Además, los sistemas domóticos dan pie a múltiples funcionalidades que garantizan la eficiencia energética en el hogar, como es en el caso de la iluminación. Una instalación LED de baja intensidad eléctrica, sustituyendo a las tradicionales luces incandescentes, consume entre un 80 % y un  90 % menos, además de prometer una vida útil de 10 años, más del doble que las incandescentes.

La domótica puede actuar con la instalación de sensores de movimiento en espacios como los pasillos o garajes, de manera que se enciendan cada vez que se detecta la presencia de alguien, apagándose de forma automática.

Otra forma de mejorar la eficiencia energética y el gasto en calefacción, corresponde al aislamiento. Alrededor del 50 % del total del presupuesto de la factura eléctrica mensual se destina al pago de los sistemas de calefacción y aire acondicionado. Por esta razón, el aislamiento térmico puede evitar el uso desmesurado de estos aparatos en temporadas veraniegas e invernales, ya que protege las ventanas, las puertas y las paredes ante cualquier fuga o transferencia de frío/calor que pueda producirse, es decir, sella por completo aperturas y salidas del inmueble para que no escape el aire interior ni entre desde el exterior.

Existen apps de control de consumo, que miden no solo el gasto que produce cada electrodoméstico, sino que previenen al usuario de cualquier problema grave: fugas de gas, las explosiones de calderas, etc…

Estas aplicaciones ayudan a conocer el estado de conservación de las instalaciones eléctricas y a calcular el consumo óptimo para cada inmueble. De esta manera, el usuario puede, por ejemplo, bajar la potencia eléctrica contratada en el caso de que se encuentre por encima de sus necesidades y ahorrar en su factura de electricidad.

Si quieres saber cómo mejorar la eficiencia energética de tu vivienda, con nuestro certificado energético incluimos un informe de mejoras de tu inmueble. Calcula hoy el coste de tu certificado energético. 

¡No te vayas!

Déjanos tu número de teléfono y te pondremos en contacto con nuestro técnico :)

Abrir chat