¿Para qué sirve una cámara termográfica?

Medir temperaturas con gran exactitud a distancia, sin que haya algún tipo de contacto físico con el objeto que se mide, eso termografía. Esta técnica utiliza una cámara termográfica, llamada así porque registra la intensidad de la radiación y la transforma en un objeto visible.

No es nueva la técnica termográfica. Desde hace muchos años existe, pero todavía no había sido explotada en muchos ámbitos, como por ejemplo el de la ingeniería estructural. En los proyectos de obra se emplea con bastante acierto, para la obtención de certificaciones energéticas.

Cualquier cuerpo que posea una temperatura mayor a 0° kelvin, esto es mayor al cero absoluto (−273,15°C) emite radiación. La radiación infrarroja no es visible para el ojo humano pues está por encima del rango de valores en el espectro electromagnético.

camara termografica

¿Necesitas un certificado energético?

Incluye registro y etiqueta de eficiencia energética

La radiación infrarroja es, también, radiación térmica que, como ya se mencionó, posee mayor longitud de onda que la luz visible. Cualquier proceso de calentamiento con emisión de infrarrojos son sistemas altamente rentables, puesto que a través de emisiones electromagnéticas se transmite la energía calórica.

Los cuerpos irradiados absorben la emisión de rayos infrarrojos y la transforman en calor. El nombre de infrarrojo significa por debajo del rojo, y tiene que ver con el límite de sus valores que está inmediatamente después del color rojo en el espectro de luz visible.

Junto con el certificado energético, es una parte muy importante a la hora de proceder con obras o únicamente hacer la vivienda habitable.

Cámara termográfica

Los estudios termográficos utilizan una cámara termográfica que es apuntada hacia un objeto o cuerpo que se desea analizar, sin necesidad de entrar en contacto con él. La imagen que se obtiene a través de la cámara, mostrará las diferentes temperaturas a las que se encuentra un área particular.

Para conocer mejor lo que es una cámara termográfica, hay que tener conciencia de que todos los objetos emiten radiación infrarroja, en forma de calor. 

Las cámaras termográficas, también conocidas como cámaras infrarrojas, muestran y miden la energía infrarroja de los cuerpos. Una imagen electrónica que revela la temperatura supuesta de la superficie de un elemento en observación, es convertida en imagen, por la cámara, a partir de los datos infrarrojos.

Una cámara termográfica está compuesta por un sistema óptico que hace foco sobre la radiación infrarroja en un detector especial (sensor) que  está comprendido por miles de píxeles que se estructuran en forma de cuadrícula.

Los píxeles reaccionan a la energía infrarroja reunida en ellos y generan una señal electrónica. Haciendo cálculos matemáticos, el procesador de la cámara valora la señal píxel por píxel y crea un mapa colorido de la aparente temperatura del objeto. 

Cada color tiene asignado un valor de temperatura distinto. El resultado es una matriz de colores que se envía a la pantalla de la cámara, en forma de imagen, de la temperatura de ese objeto, además de pasar a la memoria de la cámara.

Termógrafo

Hagamos un breve recorrido por lo que es (y que no es, quizás) un termógrafo, aunque es posible que ya se haya dilucidado en las secciones anteriores. 

Si desglosamos la palabra tenemos dos pedazos: termo y grafo. El primero de estos términos hace alusión a la temperatura y el segundo a la escritura. Entonces, un termógrafo es un dispositivo que puede hacer mediciones de temperatura y registrar dichas mediciones. 

Los termógrafos son muy utilizados en instalaciones que necesitan temperaturas especiales, como los frigoríficos, bien sea en comercios, transportes de cualquier tipo o instalaciones con características particulares. 

Usualmente se instalan en el exterior, muy cerca del equipo frigorífico. Muchas veces se colocan dentro de la cabina del transporte, en un espacio que lo haga ver como un radio transmisor.

Aparte de una cava frigorífica, un horno, caldera o una bomba pueden ser lugares idóneos para ser estudiados termográficamente y su análisis puede determinar alguna fuga o fallo, con el fin de aplicar los correctivos pertinentes y alargar la vida útil del aparato.

Pero los usos del termógrafo no acaban aquí, ni siquiera es el área que más los usa, actualmente. En la ingeniería, en las áreas que tienen que ver con estructuras, son ampliamente usados para detectar fallas estructurales importantes.

Los termógrafos han adquirido mucha popularidad gracias al Covid-19. La necesidad de medición de la temperatura en muchos locales ha hecho que el uso de la termografía se expanda considerablemente y, aunque los aparatos que para ello se usan no son de tecnología avanzada, manejan el mismo principio.

Cámara termográfica precio

Los precios de estos aparatos han descendido últimamente, puesto que su uso se ha extendido considerablemente y pueden conseguirse en muchas partes y de muchas marcas. En el rubro cámara termográfica, el precio no siempre es sinónimo de calidad.

Hoy en día las cámaras termográficas son un equipo habitual, no sólo en contextos industriales sino en muchos otros muy variados: medicina, defensa militar, en el campo aeroespacial, en la veterinaria, en la construcción y muchos otros, puesto que estos equipos son básicos en la optimización de la eficiencia energética.

¿Cómo elegir una buena cámara termográfica? No es una pregunta fácil de responder. En primera instancia habría que conocer muy bien el campo en que se aplicará y lo que se persigue con ella. Sin embargo, hay algunos parámetros que pueden tomarse en consideración a la hora de adquirir una:

  • Número de micro bolómetros, esto es píxeles de la matriz de detectores.
  • Rango de temperatura. Esto tiene que ver directamente con el objeto que se estudiará.
  • Resolución espacial o IFOV o definición del tamaño de lo que se muestra en la imagen térmica.
  • Sensibilidad térmica o NETD, es la temperatura mínima que es capaz de discriminar una cámara termográfica, entre dos píxeles contiguos.
  • Cámara visual.
  • Capacidad de enfoque y de grabación de video radiométrico.

Las cámaras termográficas son de variadisimos precios que oscilan, según la cantidad de características que poseen, entre 80€, muy baratas y técnicamente básicas, hasta algunos miles de euros. La media, es decir, una cámara de entre 1.000€ y 2.000€, asegura resultados buenos y confiables, por supuesto dependiendo del área en que se usará.

Termográfico

Cuando no es posible precisar o identificar fallas a simple vista, la solución es un estudio termográfico, a partir de las cámaras termográficas cuyas aplicaciones son innumerables. 

Respondamos, primero, a esta pregunta: ¿qué ventajas aporta la termografía? Veamos.

  • Es un auditor energético, lo que significa que permite analizar el comportamiento térmico de estructuras, elementos o sectores de interés.
  • Es una técnica no destructiva ni invasiva, por lo que su uso en medicina u otros campos delicados está totalmente justificado.
  • Aporta información valiosa sobre anomalías de estructuras diversas, desde edificios hasta maquinarias complejas.
  • Las evaluaciones pueden realizarse al momento, mientras se usa la cámara, como análisis previos.

Todo lo dicho da cuenta de las bondades de la termografía y los estudios termográficos. Un ejemplo de este último lo podemos leer en el siguiente ejemplo, de los pasos, a grandes rasgos, que se siguen para un estudio de una estructura que bien puede ser un edificio:

  • Se define la tarea inicialmente y se hace una recolección de datos.
  • Se recogen termografías comparativas, para tener patrones normales suficientes, comenzando por el exterior de la estructura.
  • En espacios vacíos, se repiten las termografías desde el interior. Las maquinarias o mobiliario aportan cuotas de calor que deben desestimarse para el estudio.
  • Se realizan pruebas de hermeticidad del aire.
  • Al final se analiza toda la información y se elaboran los informes respectivos.

Muchas precauciones y un correcto manejo y conocimiento de la cámara, redundará en resultados más objetivos y efectivos, por lo que la capacitación del personal en el uso y elaboración del estudio termográfico es importante.

Deja un comentario

¿Para qué sirve una cámara termográfica?

Medir temperaturas con gran exactitud a distancia, sin que haya algún tipo de contacto físico con el objeto que se mide, eso termografía. Esta técnica utiliza una cámara termográfica, llamada así porque registra la intensidad de la radiación y la transforma en un objeto visible.

No es nueva la técnica termográfica. Desde hace muchos años existe, pero todavía no había sido explotada en muchos ámbitos, como por ejemplo el de la ingeniería estructural. En los proyectos de obra se emplea con bastante acierto, para la obtención de certificaciones energéticas.

Cualquier cuerpo que posea una temperatura mayor a 0° kelvin, esto es mayor al cero absoluto (−273,15°C) emite radiación. La radiación infrarroja no es visible para el ojo humano pues está por encima del rango de valores en el espectro electromagnético.

camara termografica

La radiación infrarroja es, también, radiación térmica que, como ya se mencionó, posee mayor longitud de onda que la luz visible. Cualquier proceso de calentamiento con emisión de infrarrojos son sistemas altamente rentables, puesto que a través de emisiones electromagnéticas se transmite la energía calórica.

Los cuerpos irradiados absorben la emisión de rayos infrarrojos y la transforman en calor. El nombre de infrarrojo significa por debajo del rojo, y tiene que ver con el límite de sus valores que está inmediatamente después del color rojo en el espectro de luz visible.

Junto con el certificado energético, es una parte muy importante a la hora de proceder con obras o únicamente hacer la vivienda habitable.

Cámara termográfica

Los estudios termográficos utilizan una cámara termográfica que es apuntada hacia un objeto o cuerpo que se desea analizar, sin necesidad de entrar en contacto con él. La imagen que se obtiene a través de la cámara, mostrará las diferentes temperaturas a las que se encuentra un área particular.

Para conocer mejor lo que es una cámara termográfica, hay que tener conciencia de que todos los objetos emiten radiación infrarroja, en forma de calor. 

Las cámaras termográficas, también conocidas como cámaras infrarrojas, muestran y miden la energía infrarroja de los cuerpos. Una imagen electrónica que revela la temperatura supuesta de la superficie de un elemento en observación, es convertida en imagen, por la cámara, a partir de los datos infrarrojos.

Una cámara termográfica está compuesta por un sistema óptico que hace foco sobre la radiación infrarroja en un detector especial (sensor) que  está comprendido por miles de píxeles que se estructuran en forma de cuadrícula.

Los píxeles reaccionan a la energía infrarroja reunida en ellos y generan una señal electrónica. Haciendo cálculos matemáticos, el procesador de la cámara valora la señal píxel por píxel y crea un mapa colorido de la aparente temperatura del objeto. 

Cada color tiene asignado un valor de temperatura distinto. El resultado es una matriz de colores que se envía a la pantalla de la cámara, en forma de imagen, de la temperatura de ese objeto, además de pasar a la memoria de la cámara.

Termógrafo

Hagamos un breve recorrido por lo que es (y que no es, quizás) un termógrafo, aunque es posible que ya se haya dilucidado en las secciones anteriores. 

Si desglosamos la palabra tenemos dos pedazos: termo y grafo. El primero de estos términos hace alusión a la temperatura y el segundo a la escritura. Entonces, un termógrafo es un dispositivo que puede hacer mediciones de temperatura y registrar dichas mediciones. 

Los termógrafos son muy utilizados en instalaciones que necesitan temperaturas especiales, como los frigoríficos, bien sea en comercios, transportes de cualquier tipo o instalaciones con características particulares. 

Usualmente se instalan en el exterior, muy cerca del equipo frigorífico. Muchas veces se colocan dentro de la cabina del transporte, en un espacio que lo haga ver como un radio transmisor.

Aparte de una cava frigorífica, un horno, caldera o una bomba pueden ser lugares idóneos para ser estudiados termográficamente y su análisis puede determinar alguna fuga o fallo, con el fin de aplicar los correctivos pertinentes y alargar la vida útil del aparato.

Pero los usos del termógrafo no acaban aquí, ni siquiera es el área que más los usa, actualmente. En la ingeniería, en las áreas que tienen que ver con estructuras, son ampliamente usados para detectar fallas estructurales importantes.

Los termógrafos han adquirido mucha popularidad gracias al Covid-19. La necesidad de medición de la temperatura en muchos locales ha hecho que el uso de la termografía se expanda considerablemente y, aunque los aparatos que para ello se usan no son de tecnología avanzada, manejan el mismo principio.

Cámara termográfica precio

Los precios de estos aparatos han descendido últimamente, puesto que su uso se ha extendido considerablemente y pueden conseguirse en muchas partes y de muchas marcas. En el rubro cámara termográfica, el precio no siempre es sinónimo de calidad.

Hoy en día las cámaras termográficas son un equipo habitual, no sólo en contextos industriales sino en muchos otros muy variados: medicina, defensa militar, en el campo aeroespacial, en la veterinaria, en la construcción y muchos otros, puesto que estos equipos son básicos en la optimización de la eficiencia energética.

¿Cómo elegir una buena cámara termográfica? No es una pregunta fácil de responder. En primera instancia habría que conocer muy bien el campo en que se aplicará y lo que se persigue con ella. Sin embargo, hay algunos parámetros que pueden tomarse en consideración a la hora de adquirir una:

  • Número de micro bolómetros, esto es píxeles de la matriz de detectores.
  • Rango de temperatura. Esto tiene que ver directamente con el objeto que se estudiará.
  • Resolución espacial o IFOV o definición del tamaño de lo que se muestra en la imagen térmica.
  • Sensibilidad térmica o NETD, es la temperatura mínima que es capaz de discriminar una cámara termográfica, entre dos píxeles contiguos.
  • Cámara visual.
  • Capacidad de enfoque y de grabación de video radiométrico.

Las cámaras termográficas son de variadisimos precios que oscilan, según la cantidad de características que poseen, entre 80€, muy baratas y técnicamente básicas, hasta algunos miles de euros. La media, es decir, una cámara de entre 1.000€ y 2.000€, asegura resultados buenos y confiables, por supuesto dependiendo del área en que se usará.

Termográfico

Cuando no es posible precisar o identificar fallas a simple vista, la solución es un estudio termográfico, a partir de las cámaras termográficas cuyas aplicaciones son innumerables. 

Respondamos, primero, a esta pregunta: ¿qué ventajas aporta la termografía? Veamos.

  • Es un auditor energético, lo que significa que permite analizar el comportamiento térmico de estructuras, elementos o sectores de interés.
  • Es una técnica no destructiva ni invasiva, por lo que su uso en medicina u otros campos delicados está totalmente justificado.
  • Aporta información valiosa sobre anomalías de estructuras diversas, desde edificios hasta maquinarias complejas.
  • Las evaluaciones pueden realizarse al momento, mientras se usa la cámara, como análisis previos.

Todo lo dicho da cuenta de las bondades de la termografía y los estudios termográficos. Un ejemplo de este último lo podemos leer en el siguiente ejemplo, de los pasos, a grandes rasgos, que se siguen para un estudio de una estructura que bien puede ser un edificio:

  • Se define la tarea inicialmente y se hace una recolección de datos.
  • Se recogen termografías comparativas, para tener patrones normales suficientes, comenzando por el exterior de la estructura.
  • En espacios vacíos, se repiten las termografías desde el interior. Las maquinarias o mobiliario aportan cuotas de calor que deben desestimarse para el estudio.
  • Se realizan pruebas de hermeticidad del aire.
  • Al final se analiza toda la información y se elaboran los informes respectivos.

Muchas precauciones y un correcto manejo y conocimiento de la cámara, redundará en resultados más objetivos y efectivos, por lo que la capacitación del personal en el uso y elaboración del estudio termográfico es importante.

Deja un comentario

© Copyright 2022 – Un servicio en exclusiva para CERTIFICADOS DE CASA, SL | Todos los derechos reservados

Horario de atención al cliente
De lunes a viernes de 9:00h a 17:00h

© Copyright 2022 – Un servicio en exclusiva para CERTIFICADOS DE CASA, SL | Todos los derechos reservados

Empieza aquí tu certificado